• The Acheson Group

Impacto del coronavirus y recomendaciones para control de riesgos en la industria alimentaria


Marzo 2020

Por Dr. David Acheson, Fundador y Principal Ejecutivo de TAG

y Dr. Rolando González, Vicepresidente de Salud Pública


El número de individuos infectados con el nuevo coronavirus (COVID-19) continúa aumentando a diario, al igual que el número de muertes asociadas con la enfermedad. Ante la existencia de decenas de miles de casos confirmados y sospechosos en Estados Unidos, varios países de Latinoamérica y el resto del mundo, TAG ha recibido numerosas consultas de nuestros clientes en la industria de alimentos y bebidas para preguntar qué deben hacer para prepararse y enfrentar exitosamente esta crisis global.


Nuestro equipo experto en salud pública ha desarrollado un portal que contiene información actualizada a diario sobre el alcance, relevancia y potencial impacto para la industria de alimentos alrededor del mundo, junto a preguntas frecuentes y nuestras recomendaciones para mitigar ese impacto. Este recurso se puede acceder visitando https://www.achesongroup.com/covid-19 y contiene una opción para inscribirse y recibir a diario nuestras actualizaciones sobre este tema.


Mientras observamos cuidadosamente esta situación y asesoramos a nuestros clientes sobre cómo prepararse efectivamente, pensamos en varios impactos:


El primero es si existe alguna evidencia de que el virus pueda transmitirse a través de los alimentos. La respuesta breve actualmente es que el virus no se transmite a través de los alimentos o el agua. Aun así, sabemos que en algunos casos las personas infectadas contraen diarrea y que las muestras de heces tienen el virus presente. Por lo tanto, existe una posible ruta de transmisión fecal-oral.


Tenga en cuenta que el virus, que se transmite principalmente de persona a persona mediante gotitas respiratorias, infectará a una persona si entra en contacto con la nariz, los ojos o la boca, pero los síntomas (ej. temperatura corporal mayor de 37.8°C, tos, falta de aliento, secreciones nasales) tomarán entre 2 y 14 días en aparecer luego de exponerse al virus. Por lo tanto, si está operando un negocio o puesto de servicio de alimentos, debe realizar una limpieza profunda si se sabe que personas infectadas han estado en su establecimiento. Parece que el virus puede sobrevivir en una superficie por hasta nueve días y en alfombras o telas por hasta una semana. Sin embargo, los datos actuales indican que el cloro y el peróxido de hidrógeno destruyen el virus, por lo que no parece ser resistente a los agentes de limpieza habituales.


El segundo es qué hacer si alguien en su fuerza laboral ha estado en China o alguno de los demás países con casos confirmados, o se ha infectado con COVID-19. Nuestro consejo principal es trabajar en estrecha colaboración con los ministerios de salud locales y seguir los consejos de la Organización Mundial de la Salud (OMS, https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019) y organismos como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en EE.UU. (https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index-sp.html) y el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (https://www.ecdc.europa.eu/en/coronavirus).


La buena noticia es que la propagación actual parece estar ocurriendo a través de un contacto bastante cercano (dentro de 2 metros). Recomendamos entonces animar a los empleados que están enfermos a notificar a su supervisor y quedarse en casa. Esto es particularmente crítico para aquellos con síntomas de enfermedad respiratoria aguda que deben quedarse en casa hasta que estén libres de fiebre y otros síntomas durante al menos 24 horas, sin necesidad de una nota del proveedor de atención médica. Asegúrese de que los empleados, así como los trabajadores por contrato o temporales, conozcan las políticas de licencia por enfermedad que deben ser consistentes con la orientación de salud pública.


Permita que los empleados se queden en casa para cuidar a los familiares enfermos. Cualquier empleado con un miembro de la familia con COVID-19 o que entienda pueda haber estado expuesto al virus debe notificar a su supervisor. Es importante además separar a los empleados enfermos. Cualquier empleado que parezca tener síntomas de enfermedad respiratoria aguda, incluida la tos, debe ser separado de otros empleados y debe ser enviado a casa de inmediato. Si se confirma que un empleado tiene COVID-19, informe a todos sus compañeros de trabajo de su posible exposición para que puedan ser evaluados.


Fuente: CDC

Recomendamos hacer hincapié en prácticas apropiadas de contener posibles secreciones respiratorias (ej. gotitas generadas por medio de tos o estornudos) y el lavado de manos por al menos 20 segundos, seguido de desinfección. Colocar carteles educativos (ej. “cubra su tos”, usar pañuelos faciales desechables) así como facilitar el acceso a lavamanos, agua corriente y jabón son estrategias recomendadas. Aún si no precisa de estaciones de lavado de manos, recomendamos proporcionar desinfectantes para manos a base de alcohol de al menos 60%.


El uso de máscaras quirúrgicas NO es efectivo en prevenir el contagio con coronavirus en la población general y sólo se recomienda que lo use un empleado si tiene fiebre y/o está tosiendo o estornudando mientras se envía a su casa. También se recomiendan para aquellas personas que estén en contacto cercano con individuos confirmados o sospechosos de COVID-19, tales como proveedores de servicios médicos (¡quienes más necesitan el equipo de protección personal!), aunque preferiblemente respiradores tipo N95. Su uso no sustituye la necesidad de limpieza frecuente de manos con agua y jabón, o en su ausencia y si las manos no presentan sucio visible, un desinfectante para manos a base de alcohol.


Por último, recomendamos realizar una limpieza ambiental a menudo de todas las superficies tocadas con frecuencia, como estaciones de trabajo, encimeras y perillas de las puertas, siguiendo las instrucciones de la etiqueta del producto y los requisitos reglamentarios. Proporcione toallas desechables y sanitizante para que los empleados puedan limpiar las superficies de uso común antes de cada uso.


El tercer punto es el impacto de COVID-19 en la cadena de suministro de alimentos dado el enorme impacto en China y otros países tales como Japón, Corea del Sur, Italia e Irán. Como hemos visto desde el principio, el brote de coronavirus ha tenido un impacto significativo en las importaciones de China y los demás países afectados, y debido a las medidas sin precedentes que sus gobiernos están tomando para controlar el brote, ha habido interrupciones significativas en las cadenas de suministro en todo el mundo. Esto puede ser particularmente crítico si ha estado utilizando un proveedor de alguno de estos países como su única fuente para un producto o ingrediente.


La preocupación por la cadena de suministro es importante para la industria alimentaria, en particular los peligros ocultos de tener que apresurarse a abastecerse de otros proveedores que puede que no tenga tiempo para evaluar completamente, la falta de ingredientes que sólo provienen de alguno de estos países debido a la economía, e incluso cualquier viaje planeado a alguno de ellos para inspeccionar las operaciones de un proveedor o contratar un nuevo proveedor. Y eso ni siquiera tiene en cuenta el impacto en las empresas que tienen sus propias operaciones en alguno de estos países.


Entonces, ¿qué puede y debería estar haciendo?

A nivel global, el cierre de ciertas fronteras y el cierre de muchas fábricas y negocios están afectando la disponibilidad y el movimiento de bienes y personas. En este punto, es de suma importancia revisar su cadena de suministro para todos los productos, ingredientes o suministros provenientes de China y otros países mencionados arriba, particularmente aquellos para los que cualquiera de estos países es su única fuente. Se está proyectando que es probable que los cierres laborales e interrupciones de suministro actuales se extiendan por varias semanas o incluso meses, por lo que incluso si hoy está completamente abastecido de un producto o ingrediente, podría en un futuro cercano experimentar cierto nivel de impacto. Y una vez que las empresas y las fronteras se vuelvan a abrir, llevará tiempo recuperar la velocidad y completar los pedidos.


Si necesita agregar un nuevo proveedor rápidamente, realice la mayor cantidad de investigación y evaluación posible en el tiempo que tenga. Y asegúrese de que puedan satisfacer sus necesidad es, para que no tenga más escasez y tenga que buscar otro proveedor adicional.


Educar a sus empleados en cuanto a esta situación emergente y mantenerse al tanto de la evolución del COVID-19 mediante las fuentes oficiales recomendadas en este artículo versus información inexacta muchas veces proveniente de las redes sociales, le ayudará a enfocarse en la gestión adecuada para mitigar el riesgo y minimizar hasta donde sea posible el impacto a su empresa.




Fuente: CDC


¿Cómo puede ayudarle TAG Latin America?

Aunque nuestro objetivo principal con estos artículos es proporcionar información y educación, no ser un "argumento de venta", consideramos que esta situación justifica que extienda la oferta de TAG para ayudar. Nadie podría haber predicho el brote de coronavirus o todos sus impactos, y tener que lidiar con este nuevo tipo de riesgo para la salud y encontrar un nuevo producto o fuente de ingredientes prácticamente de la noche a la mañana no solo es un desafío, sino que también está lleno de riesgos.


TAG cuenta con la experiencia, los conocimientos y las herramientas para no sólo ayudar a mitigar el riesgo de la cadena de suministro, sino que también podemos brindarle información y orientación para garantizar que cualquier proveedor nuevo (o actual) cumpla con los estándares regulatorios y no regulatorios.


¡Contáctenos hoy mismo para una consulta individualizada!


www.TAG-LatinAmerica.com



© 2020 TAG Latin America, The Acheson Group. Todos los Derechos Reservados

  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon

Únase a nuestra lista de correos  No se pierda nuestras noticias

Tag LA Logo.png